Como padres a veces es complicado tener claro cuándo es el momento adecuado para llevar al niño al dentista por primera vez. Más allá de la ortodoncia para corregir la posición de los dientes y antes de que se cumpla el desarrollo óseo de la mandíbula, es importante considerar si todo marcha bien.

Los biberones y los chupetes son elementos de sobra habituales en casas en las que hay niños pequeños y, en algunos casos, un uso muy continuado de estos puede ocasionar problemas en el desarrollo óseo maxilar. A veces no es necesario un biberón sino una simple mala costumbre como la de chuparse el dedo o la propia genética la que ocasiona este tipo de problemas. ¿Cuándo debe acudir a una primera consulta un niño?

A partir de los tres años es la edad adecuada para llevar un control odontológico y diagnosticar alguna posible maloclusión: cuando los dientes y maxilares no encajan correctamente. Estas maloclusiones pueden ser muy apreciables a la vista pero otras veces será necesaria la revisión de un profesional y la realización de alguna placa para dar con el problema.

Normalmente las consecuencias son estéticas pero también pueden ser funcionales e influir en la respiración, la deglución, la masticación y la fonación, y es muy importante darles un tratamiento antes de que el desarrollo de los huesos esté completado.

Si el problema está diagnosticado, su tratamiento suele consistir en la implantación de un aparato funcional. Estos aparatos normalmente son removibles, se suelen colocar a partir de los ocho años y estimulan el crecimiento óseo para favorecer el desarrollo de los maxilares y los arcos dentales y lograr que encajen correctamente.

La situación económica de muchas familias ha propiciado que, en ocasiones, estos problemas no sean tratados en las edades de crecimiento lo que dificulta aún más la maloclusión y el posterior procedimiento. Desde hace tres años iDental es una solución para las familias que no podían afrontar este problema debido a su mala situación económica: la Asistencia Dental Social valora las circunstancias socioeconómicas de cada paciente y ofrece ayudas que pueden llegar a cubrir hasta el 100% del tratamiento dental.

Además, en las clínicas iDental las instalaciones y boxes están ambientados con diferentes motivos para que los niños se sientan cómodos mientras el equipo de ortodoncistas evalúa los casos. Pero no todo es la ambientación: los centros odontológicos de iDental están dotados de las últimas innovaciones tecnológicas y cuentan con salas de rayos en las que realizar placas de diagnóstico sin que sea necesario el desplazamiento a otras clínicas especializadas.

 

 

¿Buscas un tratamiento accesible de ortodoncia para tu hijo?

PIDE CITA | DIAGNÓSTICO GRATIS
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!
Leer más
Ejercicio físico y salud bucodental
Si haces ejercicio, cuida tu salud bucodental y mejorará tu rendimiento

Cerrar